Colegio Maristas y parroquia San Francisco de SalesCaminando por el paseo San Juan, en dirección al mar. un poco por debajo de la avenida Diagonal, nos encontramos una arquitectura de extraordinaria belleza se trata de la parroquia de San Francisco de Sales. Esta construcción  está considerada como la obra primordial del arquitecto Joan Martorell y Montells (1833-1906) nacido en Barcelona y maestro de Antoni Gaudí.

La iglesia es de planta y cruz latina, con cimborio y ábside heptagonal. Una solución propia de esta iglesia es la situación del campanario en la fachada y el acceso principal a través de la base. La obra combina materiales de procedencia diversa, lenguaje arquitectónico que después utiliza el modernismo.

El edificio fue construido como monasterio de la orden de la Visitación de Santa Maria; el año 1878, las obras de la iglesia no finalizaron hasta el año 1885, en que estuvo solemnemente consagrada y abierta al culto.

Durante la Semana Trágica de 1909 y, sobre todo, en la guerra de 1936, todo el monasterio y la iglesia sufrieron grandes desperfectos, y las monjas lo abandonaron.

En el año 1942 el monasterio fue adquirido por el instituto de los Hermanos Maristas para convertirlo en colegio, con previa reconstrucción y remodelación de todo el conjunto.

El obispado, en el año 1945, fundó la parroquia de Sant Francesc de Sales que al poco tiempo se situó en la iglesia de las Saleses.

El paso del tiempo ha ido deteriorando las estructuras, agravado por un incendio de los años 80 que dejó todo el templo en un estado lamentable.

A partir del año 1991 y con los siguientes años se restauró y limpió todo el interior y exterior del templo.

En el año 2001 se acabó de restaurar toda la iglesia tal como se ve ahora, con todo su esplendor y después de más de 100 años de su construcción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios