Ahora que los dias tienen menos horas de luz solar es mas evidente encontrarnos con una Barcelona noctura llena de lugares preciosos, de restaurantes que invitan a probar nueva cocina, de bares, coctelerias y muchos lugares de moda. Desaparecen, en cierta manera, las terrazas mas propias del verano y su calor que invita a refrescarse tomando una bebida y respirando un calor menos sofocante que durante el verano.

Es por eso, que en esta epoca del año nos podemos encontrar con preciosas panorámicas sobretodo desde el Tibidabo o desde Montjuic donde poder ver el alumbrado de muchos rascacielos y edificios emblematicos que nos hacen recordar las veces que hemos pasado por alli cerca pero esta vez lo vemos desde una posición privilegiada, como si de vista de pájaro se tratase.

Anuncios