La casa Bruno Cuadros, también conocida como la casa de los paraguas, llama atención sobretodo por el dragón chino que tiene en la esquina junto a un farol y con un gran paraguas cerrado. Tras la sorpresa inicial y al observar la fachada con detenimiento se descubre mas paraguas abiertos como objetos decorativos.

Efectivamente se trata de un edificio de visita/fotografia obligada cuando se realiza una ruta por los edificios mas emblemáticos del Modernismo en Barcelona, sobretodo si estamos paseando por las Ramblas y mas concretamente en el número 82.

Se trata de un edificio premodernista muy interesante de Josep Vilaseca, autor del Arco de Triunfo. Esta antigua casa, conocida popularmente como “la casa dels paraigües” (la casa de los paraguas) y reformada en 1883, destaca por sus elementos orientales, como la decoración de su fachada con esgrafiados y vidrieras, la galería de aroma egipcio del primer piso o el dragón chino que preside la esquina de la finca. La antigua tienda del edificio, hoy ocupada por una entidad bancaria, luce unos elementos ornamentales de inspiración japonesa realizados en madera, vidrio y hierro forjado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios