El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proceso de construcción de la torre Agbar, llevado a cabo por la empresa fue Dragados, se alargó durante cerca de 6 años desde que a mediados de 1999 se iniciaron las actividades para el acondicionamiento del solar que habría de acoger el edificio hasta principios de 2005 en que se dio por finalizada la obra. Hasta un total de 1.174 profesionales y operarios colaboraron en mayor o menor medida para llevar la obra a buen puerto.

Este rascacielos se encuentra ubicado en la confluencia de la avenida Diagonal y la calle Badajoz, junto a la plaza de las Glorias. Esta considerado la puerta de entrada al distrito tecnológico de Barcelona conocido como 22@. Tiene 34 plantas sobre la superficie además de cuatro plantas subterráneas para un total de 145 metros de altura, convirtiéndose, en el momento de su apertura (junio de 2005) en el tercer edificio más alto de la capital catalana, sólo superado por el Hotel Arts y la Torre Mapfre (ambos con 154 metros de altura).

El edificio posee en total 50.693 metros cuadrados de superficie, de los que 30.000 son de oficinas, 3.210 de instalaciones técnicas, 8.132 de servicios, incluyendo un auditorio, y 9.132 de aparcamiento.

Fue inaugurado oficialmente por los Reyes de España el 16 de septiembre de 2005 y tuvo un coste de 130 millones de euros.

Su propietario es el grupo multinacional Agbar que tiene su sede corporativa en el mismo y que ocupa la mayoría de sus plantas destinando el resto a alquiler.

La torre fue diseñada por el arquitecto Jean Nouvel en colaboración con la firma b720 Arquitectos. La construcción, según explicó el propio Nouvel se vio fuertemente influenciada por alguno de los símbolos más representativos de la cultura catalana. Por un lado se inspiró en la obra del arquitecto español Antoni Gaudí tomando como referencia los campanarios de la Sagrada Familia y basándose a su vez en la idea del Hotel Attraction, un supuesto proyecto realizado por el maestro reusense en 1908 para unos empresarios hoteleros de Nueva York que fue rediseñado en 1956 por su discípulo Joan Matamala y que en 1978 se incluyó en el libro Delirious New York de Rem Koolhaas, de referencia para muchos arquitectos. Además, como homenaje a la Sagrada Familia, la parte orientada al norte de la torre fue diseñada con la intención de obtener una vista panorámica óptima del templo. A su vez, Nouvel se inspiró en los característicos pináculos de la montaña de Montserrat, de gran significado para Cataluña al ser el lugar donde se encuentra el templo que aloja a su patrona.

Nouvel explicó que la torre Agbar huía de la concepción predominante en norteamérica de lo que debía ser un rascacielos con formas paralelepípedas. La intención del arquitecto fue hacer que esta emergiera del suelo de una forma especial por lo que al ser una torre dedicada a ser la sede de una compañía de servicios relacionados con el agua, se apoyó en la metáfora de un geiser brotando desde las profundidades marinas.

Detalles del edificio:

Curiosidades : 25.000 m3 de hormigón utilizados, 250.000 Kg de acero, 59.619 lamas de vidrio, 4.349 aberturas en la fachada, 4.500 ventanas y 40 tonalidades diferentes de plafones en la fachada.

Sobre la iluminación: formada por 4.500 luminarias independientes, distribuidas por más de 100 unidades por planta. Estos elementos, son paneles con 18 puntos de iluminación, llamados LED, siglas en inglés de diodos emisores de luz. Cada LED tiene 255 intensidades diferentes, que tienen la capacidad de otorgar más de 16 millones de colores a la nueva edificación con sólo el 10% de la energía que necesitaría un sistema tradicional.

El control central de la iluminación de la torre agbar se encuentra en el semisótano. Un gran servidor recibe 20.000 señales, de luz, climatización, gestión de válvulas… Toda la información del rascacielos. Cada una de las 4.500 luminarias dispone de un cable propio a través del cual recibe la información desde el control central. Lo que permite jugar con los cambios de color, los degradados, las transiciones. Lo que se quiera. Y lo que abre, además, un abanico de las posibilidades para poder, incluso, proyectar dibujos en el exterior.

http://www.torreagbar.es/

Anuncios