Actualmente el Parque de la Ciudadela es uno de los más extensos de Barcelona, fue durante muchos años el único parque de la ciudad de Barcelona. Dentro de su recinto se sitúa el Zoo de Barcelona, así como diversas edificaciones que perviven de la antigua fortaleza (la capilla, el palacio del gobernador y el arsenal) y de la Exposición de 1888 (Umbráculo, Hivernáculo, Museo de Geología y Museo de Zoología).
El parque destaca por su gran extensión ajardinada, con amplias arboledas y zonas para pasear, así como el lago y la Cascada. El lago es uno de los centros neurálgicos del parque, con varios islotes y gran profusión de plantas exóticas y animales acuáticos; se puede navegar en él con barcas de remos. Junto a la Cascada figura el Jardín Romántico, con una gran variedad de especies vegetales. En la antigua plaza de armas hay un estanque ovalado con la célebre escultura Desconsuelo, obra de Josep Llimona.
Existen en el parque diversas esculturas más, como el Monumento al general Prim, obra de Lluís Puiggener (1887), derribada y fundida durante la Guerra Civil, y recreada de nuevo por Frederic Marès en 1940; el Monumento a Bonaventura Carles Aribau, de Manel Fuxà (1884); el Monumento a Walt Disney, de Núria Tortras (1969); el Mamut, de Miquel Dalmau, etc.
Recientemente se ha incluido una obra conmemorativa al colectivo gay-lesbianas.

Fue construido en los antiguos terrenos de la fortaleza de la ciudad (de ahí su nombre Ciudadela), a imagen y semejanza del Jardín del Luxemburgo de París.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Está situado en el barrio de Ciutat Vella, en el triángulo comprendido entre la Estación de Francia, el Arco de Triunfo y la Villa Olímpica, entre el paseo Pujades, el paseo Picasso y la calle Wellington. Dispone de diez accesos y tiene una extensión de 17,42 hectáreas, sin contar el Zoo de Barcelona.
En el parque se ubica el antiguo Arsenal de la Ciudadela, sede actual del Parlamento de Cataluña.

Anuncios